Riesgos sexuales en la adolescencia

Si estás leyendo esto supongo es porque todavía eres muy joven y no te han educado correctamente para tu seguridad sexual ni te atreves a preguntar a algún adulto o algún experto en el tema. No te preocupes, el sexo es algo muy normal, tengas la edad que tengas, es algo que debería ser tratado en temas de conversación con naturalidad, como ir al baño, es algo que no debes tratar como tabú. En este artículo te voy a hablar sin tapujos y sin juzgarte.

Enfermedades de transmisión sexual (ETS) y riesgo de embarazo

Los jóvenes desde temprana edad tienen interés por el sexo, hoy en día no es que haya aumentado más las ganas por tenerlo, las ganas han existido desde siempre, lo que pasa que ahora socioculturalmente es más fácil que un chico y una chica mantengan relaciones. No es algo ilegal, mientras sea consentido por ambas partes todo va bien, haya o no haya amor. Eso del romanticismo está lejos ya de este artículo.

adolescentes

Internet también propicia a que muchos jóvenes sepan ya algunas posturas del Kamasutra, lo que es el sexo oral o incluso saben ya más del punto G o de cómo estimular el clítoris que cualquier adulto. Pero de lo que leerás muy poco en internet o verás muy poco en las series o videos que consumas, es que los jóvenes a día de hoy son un foco de riesgo nacional para la seguridad sexual y que el gobierno está tratando de tomar medidas para conciencias tanto a padres e hijos de que se regulen ciertas medidas o malas prácticas.

Si quieres acostarte con un chico y es tu primera vez, que sepas que también puedes contraer enfermedades que ni tú sabías que tenías o que, en el caso del chico, ni él lo supiera.  Enfermedades venéreas son aquellas que se transmiten cuando hay una actividad sexual, no solo genital, también puede pegarte algo si le haces una felación o si probáis el sexo anal. Nadie te va a juzgar por ello, repito, es normal que lo hagas, pero toma precauciones.

¿Qué hago para que no me pegue ninguna enfermedad?

Olvídate de sistemas anticonceptivos como la píldora o el parche, tampoco la marcha atrás solucionará el problema de quedarte o no embarazada. Y es que el mayor problema de seguridad sexual son los virus más que tener un bebé. Aunque también es algo que es razonable que te preocupe. Ya que tener un hijo a una edad tan temprana puede cambiarte la vida a ti a todos los que te rodean de una forma muy negativa.

Usa preservativos o condones, es lo mismo, no vayas a creerte que son dos cosas distintas. Los condones son la mejor medida a tomar para que no te quedes embarazada y para que no haya ninguna enfermedad que transmitir a tu pareja o ella a ti.

Si no lo puedes conseguir por ti misma, pide a alguien que lo haga, busca en los lavabos de las universidades o del instituto o incluso puedes pedirlo por internet de forma anónima. A partir de hoy tu mejor amigo es el condón.